¿Por Qué Mi Perro Se Come Su Popo?

A muchos nos ha pasado, incluyéndome, que nuestros perros han llegado a comer sus propias heces, de otros animales o incluso la de otros perros. Es algo muy desagradable ya que a nadie le gustaría que al llegar a casa te reciban con un beso aromatizado. Si bien puede ser una conducta normal en la madres que crían a sus cachorros, puede indicarnos que algo malo puede estar pasado con nuestro perro ¿ Pero qué podría estar pasando?.

¿Por qué los perros comen su popo?

Dentro de las causas de la coprofagia ( comer las heces o el popo) están los problemas médicos, es por esto, que antes de regañar a nuestro perro por ingerir sus heces o la de los demás debemos llevarlo al veterinario para que lo revise, ya que podría tener un problema como parasitosis, deficencias de vitaminas o minerales, malnutrición, incluso problemas digestivos o pancreáticos.

Ahora bien, si mi perro está sano, ¿qué podría estar pasando?.

La coprofagia es  más frecuente encontrarla en cachorros, incluso conforme van creciendo la conducta tiende a desaparecer, pero si lo hace muy frecuentemente o si llegó a la pubertad y continúa haciéndolo, puede indicar problemas de manejo.

Dentro de los problemas de manejo que hace que el perro se coma su popo tenemos:

  1. Aburrimiento o falta de ejercicio. Si el perro está en un entorno pobre de estímulos, poco juegan con él y no hay nada con qué entretenerse, buscará jugar con lo que tenga a la mano y ¿qué tiene a la mano? las heces o el popo y jugará con él para luego terminar comiéndoselo.
  2. Falta de contacto social, que lo lleva a comer sus heces para llamar la atención. Los perros buscan atención positiva o negativa y son como los niños en ese sentido. Si no me prestan atención haré algo malo para que me la den.
  3. Para evitar el castigo. Cuando le están enseñando a que haga sus necesidades en un punto de la casa, empiezan a castigarlo, pero muchas veces los castigos son cuando ya el perro hizo popo y ha paso mucho tiempo desde que lo hizo, así que no lo están castigando por el acto de hacer popo donde no debe, si no por cualquier otra conducta como salir a saludarte. Así que el perro empieza a asociar la presencia del popo con el castigo, por lo cual empezará a comerse el popo para que no lo regañen, ya que si no está el cuerpo del delito, no hay crimen.
  4. Dietas que no se digieren fácilmente. Esto genera que trozos de concentrado o comida sigan en el popo, haciéndolo muy apetecible para el perro, que se lo comerá porque sabe muy rico.

¿Que hacer entonces si mi perro se come su popo?

Lo primero es descartar un problema médico y luego de esto hay que mejorara el manejo, primero aumentando la estimulación física y mental del cachorro, evitar los castigos cuando se le está enseñando a hacer las necesidades dónde deben (es mejor premiar cuando lo hacen en el lugar correcto), dar dietas de fácil digestión y muy importante si el perro hace popo en la casa, limpiar inmediatamente hizo sus necesidades y felicitar y premiar cuando el perro no se coma el popo o lo ignore.

Deja un comentario

WhatsApp chat